9 meses con Samanta – Tercer y último programa

Ayer por la noche se emitió el último de los tres programas de 9 meses con Samanta.

Durante estos tres programas, hemos acompañado a Samanta Villar en algunos de los momentos más señalados de su embarazo y además hemos conocido historias de familias que no nos han dejado indiferentes.

El último programa, que finalizó con el momento del nacimiento de Damián y Violeta, nos ha traído historias que tampoco nos han dejado indiferentes.

Para ver el programa entero podéis hacerlo haciendo click en la siguiente imagen:

392

 

El último trimestre de embarazo y el parto

Plasmar en solamente tres programas los momentos más importantes del embarazo es complicado. Sin embargo, Samanta ha plasmado con naturalidad los instantes más significativos.

En este programa hemos cómo Samanta, que desea un parto vaginal, se preocupa cuando en la ecografía de la semana 28 sus bebés no están bien colocados. Aunque ya le dicen que en esas semanas de gestación los bebés siguen moviéndose y girando mucho, asesorada por una comadrona y acupuntura, se pone música clásica con el móvil en el pubis y gatea para que su niña se gire. Finalmente en la ecografía de la semana 33 la niña está correctamente colocada y Samanta podrá optar al parto vaginal que tanto desea.

Otra de las preocupaciones con la que se encuentra Samanta este último trimestre de embarazo es que le deben repetir la prueba de la glucosa. Para ello, debe realizar una dieta rica en carbohidratos que nos muestra un poco por encima y finalmente le comunican que no sufre diabetes gestacional.

Pero sin duda el momento culminante del programa es cuando llega la hora del parto y la retransmisión de su evolución. En la semana 37 deben inducir el parto a Samanta porque en la ecografía se observa que el índice de pulsatilidad de la arteria cerebral media patológico. Después de ver cómo prepara las maletas para el hospital, los nervios y sensaciones que le produce pensar que ya ha llegado el momento y que por fin va a ver las caritas de sus bebés, llega el gran momento. Después de administrarle prostaglandinas y de ponerle oxitocina, Samanta no ha dilatado prácticamente nada. Sin embargo, apoyada por Raúl, su pareja, deciden esperar a ver si el tema evoluciona para tener el parto vaginal que ella tanto desea. En el programa nos muestran cómo sufre las contracciones, cómo rompe aguas y cómo finalmente llega el momento del expulsivo después de más de 24h de haber empezado a inducirlo (cosa bastante normal y habitual). Asistida por un amplio equipo de profesionales, y con ayuda de ventosa, Samanta es madre de dos preciosidades, un niño llamado Damián y una niña llamada Violeta. El programa termina con la frase de “Ahora empieza la gran aventura de mi vida”, y es que sin duda la paternidad lo es.

parto

 

Ser madre con 52 años

Como en los anteriores programas, Samanta no sólo nos muestra la evolución de su embarazo, sino que nos presenta historias sorprendentes y emocionantes.

Después de decir en varias ocasiones que su embarazo es de riesgo por tener 40 años, Samanta nos presenta a May, una mujer de 52 años que trabaja en una clínica de fertilidad, que después de muchos años intentando ser madre con su expareja, decide ser madre soltera a través de la reproducción asistida. Este tema genera el debate de quién pone límite a la edad para ser madre. May nos muestra cómo es su día a día con su pequeño de 7 meses, amamantándolo y cuidándolo y viviendo en casa de sus padres, como muchas madres adolescentes primerizas, dice ella.

May

 

La pérdida de un hijo antes de que nazca

La historia de Sabrina no deja indiferente a nadie. Esta chica perdió a su bebé a las 32 semanas. En una ecografía le dijeron que el corazón de su bebé no latía. Desde entonces, vive su duelo llevándole juguetes periódicamente a su tumba. Su dolor lo ha paliado con Lily, un bebé reborn al que compra ropa de bebé y cuida como si fuese su hijo real. Escenas tan duras y sorprendentes como hacerse una foto con la imagen de su bebé fallecido y colgarla en las redes sociales hicieron que se me pusieran los pelos de punta. Sin duda, no quiero juzgar su dolor ni su forma de paliarlo, pues es inimaginable saber cómo afrontar la pérdida de un hijo que a pesar de que no ha nacido, lo has sentido en tu interior. Sin embargo, bajo mi punto de vista, sería interesante que esa mujer encontrase la ayuda a nivel psicológico que precisa, y no me ha parecido correcto que de su dolor, se haga una historia qué contar. La audiencia no todo lo vale y no todo debería servir para “crear polémica o llamar la atención”. En mi opinión, el programa ha fallado gravemente aquí. El duelo por una pérdida es un proceso muy duro y hay quien necesita ayuda para superarlo. Mostrar esa historia, de la forma que lo hicieron, no me ha parecido ni correcto ni ético. Aunque lógicamente es una opinión personal. 

reborn

 

La gestación subrogada y la lactancia inducida.

Bárbara y Javier son una pareja que decidieron ser padres a través de la gestación subrogada después de varios abortos y de sufrir una complicación que les impidió volver a quedarse embarazados. Una de las historias que más me han emocionado de los tres programas. La ilusión de esa madre que a pesar de no poder gestar a su hijo, se esfuerza en poder darle de mamar haciendo una lactancia inducida (término que descubrí ayer y sobre el que he estado leyendo y me parece muy interesado). Sí, para aquellos que me lean y no lo sepan, una mujer puede dar de mamar a un bebé a pesar de no haber estado embarazado, eso es porque nuestro cuerpo tiene prolactina, y a través de la estimulación (física o farmacológica) se puede conseguir producir leche materna. Si os interesa, os recomiendo que leáis este artículo de Alba Lactancia.

Bárbara y Javier nos cuentan las dificultades legales que hay en España después de la gestación subrogada en otro país, y es que a pesar de que ese bebé tendrá los genes de Bárbara y Javier, ella sólo tiene opción de constar como madre adoptiva por no haberlo gestado. También nos hablan de cuánto cuesta el proceso de gestación subrogada. En su caso optaron por Ucrania y nos cuentan en el programa cómo es ese proceso. El precio en ese país es de unos 40000€, mientras que hacerlo en EEUU puede costar hasta 120000€.

Finalmente, el bebé nace sin complicaciones y Bárbara y Javier consiguen su sueño de ser padres. Una historia de superación y lucha que sin duda me emocionó.

subro


Con estas tres historias y con el parto de Samanta Villar termina 9 meses con Samanta. Un programa que nos ha acercado historias sorprendentes y que no nos ha dejado indiferentes. Si bien es cierto que esperaba que el programa mostrase un poco más acerca del embarazo y sobretodo acerca de la infertilidad, el programa ha hecho un buen resumen del proceso del embarazo y del parto. Me deja con un buen sabor de boca, aunque el final me pareció un poco brusco y sin entrar demasiado en las emociones de la reciente maternidad.

¿Visteis el programa? ¿Qué os ha parecido? ¿Qué opináis de las historias mostradas?

4 comentarios

  1. Buff!! lo de ser madre a los 52 no sé qué opinar la verdad…aparte de que no me quiero imaginar lo cansada que tiene que acabar esa mujer!! pero no entro en eso porque es su decisión y es algo que ella ha elegido. Pero sí que a veces debería ponderarse que por encima del derecho de esa mujer a ser madre, está el deber de no forzar situaciones que podrían traer consecuencias nefastas para el futuro bebé: a esa edad es una lotería que no te toque una malformación o un síndrome incapacitante al bebé. No es que yo sea una agorera, son datos científicos. Y sí, me imagino que el embarazo estaba controladísimo pero como siempre, hay cosas que no se ven en una ecografía ni en dos…se ven cuando el bebé ya ha nacido o al tiempo. No sé, es una opinión personal y delicada, cuando sales de tu propia esfera y entras en la de un tercero, en este caso el bebé. Pienso que hay una edad para todo y 52 años es too much!! Es como querer subir al Everest con 80 años. Y eso que en este ejemplo, el único perjudicado sería el incauto montañero. Pero en en embarazo, no. El bebé también cuenta, y mucho más que la madre, a mi entender. Un beso!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso sin tener en cuenta que con 13 años los niños dan mucha guerra y una madre de 45 no aguanta igual que una de 65. Al final es casi como un nieto para los abuelos de hoy en día, pero 24 horas! Besitos

      Le gusta a 1 persona

  2. No he visto los programas, creo que intentare ver los tres seguidos. Sobre el tema del duelo, es algo muy duro y cada persona lo tiene que pasar y vivir de la mejor manera posible… Cada uno necesita un tiempo distinto, y la forma de pasarlo y aprender a vivir con ello también cambia de una persona a otra.

    Me gusta

  3. No he visto el programa,pero la verdad es que me ha picado el gusanillo. Madrugo mucho y a las 10 p.m.estoy muy cao… 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: