La diástasis de los rectos abdominales

Muchas mujeres la sufren y no saben ni tan siquiera qué es. Hoy me propongo a exponer un problema bastante común durante el postparto, la diástasis de los rectos abdominales.

Esa barriguita postparto que no termina de desaparecer y que queremos que desaparezca.. Nos ponemos a hacer abdominales tradicionales y, en vez de mejorar el problema, termina empeorando. Además, puede aparecer dolor lumbar, incontinencia urinaria, problemas digestivos… Como ves, la diástasis de los rectos abdominales es mucho más que un problema estético, es un problema de funcional y de salud que debe ser tratado.

En mi caso sufro diástasis de rectos bastante severa, con una hernia umbilical incluida. Utilizo una faja específica para este problema y además sigo un programa de entrenamiento pautado por un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico. Parece que poco a poco va mejorando el problema, aunque me falta constancia en los ejercicios.


¿Qué es la diástasis de los rectos abdominales?

Es la separación de los músculos rectos del abdomen. Ésta separación es consecuencia de un daño en el tejido conectivo que mantiene estos músculos unidos entre sí. Además, ésta separación tiene mucha relación con la línea alba, de la que ya os hablé en este post, pues es la que contiene este tejido conectivo que durante el embarazo permite que los músculos se desplacen para gestar al útero y adaptar el cuerpo al tamaño que éste va adquiriendo.

DiastasisRecti.jpgLa diástasis de los rectos abdominales la pueden sufrir tanto hombres como mujeres y a cualquier edad. Sin embargo, en el caso de las mujeres embarazadas, aumentan considerablemente las posibilidades de sufrir una diástasis abdominal. Casi un 70% de las embarazadas tiene diástasis de rectos en el tercer trimestre de embarazo.


¿Qué síntomas puede dar?

Estéticamente podemos observar una barriga abultada, colgona y flácida y que al realizar un esfuerzo se abulta en algún punto de la línea alba. Además de eso, nos podemos encontrar con problemas de dolores lumbares o bien de digestiones pesadas. En casos más severos, pueden aparecer hernias abdominales como la hernia umbilical. La diástasis de rectos abdominales también está muy relacionada con el suelo pélvico, por lo que se puede sufrir también incontinencia urinaria, prolapsos dolores a nivel pélvico.


¿Cómo detectar si se sufre diástasis abdominal?

En la web de En Suelo Firme nos explican cómo podemos detectar si sufrimos diástasis abdominal:

Túmbate boca arriba sobre una superficie estable (suelo, esterilla), con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies apoyadas. En esta posición coloca un brazo detrás de la cabeza y las yemas de los dedos de tu mano libre en el abdomen a través de tu ombligo. Realiza un abdominal tradicional, es decir, eleva tu cabeza y tus hombros hacia las rodillas. Palpa con las yemas de los dedos los lados de los rectos abdominales, de esa imaginaria tableta de chocolate. ¿Sientes que hay una especie de brecha entre ellos? Si entre estos dos músculos existe una separación de más de dos dedos, o lo que es lo mismo 2,5 cm, podemos decir que existe una diástasis de rectos.

¿Qué debo tener en cuenta si sufro diástasis de rectos?

Como ya he dicho anteriormente, debemos tener claro que no se trata solamente de un problema estético, sino de un problema funcional que precisa de una valoración y un tratamiento. En ocasiones, después del parto el cuerpo vuelve a ponerse en su sitio, sin embargo hay casos en las que la diástasis de rectos y el suelo pélvico quedan dañados y precisan de un tratamiento concreto para mejorar.

Si sospechas que tienes diástasis de rectos, es importante que busques en tu zona un centro de fisioterapia especializado en suelo pélvico y ellos valorarán tu problema y te darán unas pautas personalizadas para mejorar el problema.

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que:

  • No debes hacer abdominales convencionales. Muchas mujeres pensando que les ha quedado una barriga fofa después del parto, a la que terminan el periodo de la cuarentena se lían a hacer abdominales convencionales. En caso de sufrir diástasis de recto o problemas a nivel del suelo pélvico, ese tipo de ejercicio no sólo no va a mejorar el problema, sino que lo va a perjudicar.
  • Protege tus músculos abdominales. Es necesario que evites hacer fuerza valsalva con tus músculos abdominales. Esa es el tipo de fuerza que hacemos cuando hacemos de vientre en el baño o nos incorporamos en la cama. Es necesario que evites el estreñimiento y no tengas que hacer fuerza al defecar, así como levantarte de la cama de lado y evitar coger pesos. En caso de cogerlos, hacerlo protegiendo los músculos abdominales a través de la activación del músculo transverso (gimnasia hipopresiva).

5e85501c2286fb9c158d87298e260465
¿Qué tratamiento se debe seguir si se tiene diástasis de los rectos abdominales?

El tratamiento electivo para la diástasis de rectos son los abdominales hipopresivos.

En youtube encontraréis muchos vídeos que explican cómo realizar este tipo de abdominales, yo os dejo uno en el que lo explican muy bien. Sin embargo, mi recomendación es que os los enseñe un profesional y os diga qué hacéis correctamente y qué no, y os pueda ir haciendo un seguimiento y recomendaciones oportunas. Os dejo un video de youtube dónde explican las bases de la gimnasia abdominal hipopresiva que está bastante bien:

En los centros de fisioterapia también utilizan el recurso de la electroterapia para mejorar la diástasis de recto abdominal.

¿Mejora la utilización de una faja la diástasis abdominal?
Es una de las preguntas que más madres se hacen después del parto. ¿Necesito una faja postparto? La respuesta es NO, a no ser que sea por recomendación de personal médico. La faja lo único que hace es que nuestra faja abdominal natural (los músculos) no se fortalezcan.
Sin embargo, existen en ortopedias y centros especializados fajas especiales destinadas a este tipo de problema, y que será el mismo profesional que os valore quien decida si deberéis utilizarla o no.


¿Conocías la diástasis de los rectos abdominales? ¿Has sufrido diástasis o problemas a nivel de suelo pélvico? ¿Fuiste a un centro especializado para recuperarte? 

No te pierdas el post sobre Cómo ponerse en forma después del parto

21 comentarios

  1. Muy buen post y genial explicado! Muchas gracias! Comparto!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por compartir 🙂 Un abrazo guapa!

      Me gusta

  2. Pues no tenía ni idea de qué era esto! Me encanta toda la info que nos das, seguro que hay un montón de mamis haciendo abdominales como locas sin saber que es contraproducente… 😦

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno a mi por el tipo de cesárea que me hicieron ya me comentaron en el mismo hospital que era posible que terminase con problemas de este tipo. Un par de meses después de nacer la niña, la fisioterapeuta me lo confirmó. Lo más complicado es seguir todo el programa de hipopresivas y llevar la faja con este calor, pero bueno, poco a poco. Algo he mejorado, pero me queda aún un largo camino por recorrer!!! Gracias por pasarte guapa, un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Por desgracia, yo tengo ya un master en diástasis de los rectos abdominales… Tras dar a luz, fui a una fisioterapeuta especializada y me confirmó que tenía diástasis (pudo introducir su puño en la separación que había entre mis músculos, para que te hagas una idea…) y llevo luchando contra ella desde hace una año. Ahora puedo decir que la tengo bastante cerrada, pero ha sido un año muy intenso de hipopresivos. Ahora siempre que tengo ocasión, les recomiendo a las que acaban de ser mamás que se hagan una revisión porque cuanto antes detectes la diástasis, antes puedes combatirla. Gracias por el post, me ha gustado mucho. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Espero que pronto se termine de solucionar tu diástasis. A mi aún me queda un largo camino por recorrer, ha mejorado algo pero me falta aplicarme más con los hipopresivos. La verdad es que ya no es sólo por el tema estético (que lógicamente acompleja) sino por los dolores de espalda y la hernia umbilical que acarrea la diástasis que tengo. Pero bueno, poco a poco. Gracias por pasarte y comentar!!! Un abrazo

      Me gusta

  4. Que buen post!! Y lo mucho que ayuda, sobre todo a las que la padecemos, porque antes de dar a luz, era algo que nadie me había comentado, y luego te pasa, y o te buscas tu la vida para saber que tienes, o pocos te dan la ayuda necesaria..

    Le gusta a 1 persona

    1. Toda la razón, y pensando que es que te ha quedado la barrigota fofa te pones a hacer abdominales convencionales con la intención de fortalecer la musculatura y terminas de empeorar el tema… Espero que tu pronto mejores también de tus problemas de suelo pélvico guapa!! Nosotras podemos 🙂 Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  5. Jo, y pensar que mucha gente se pone a hacer abdominales normales poco después de dar a luz y acaban fastidiándolo del todo?!! La verdad que yo de todo eso me enteré por las matronas porque es cierto que yo no he tenido nunca diástasis, pero en los cursos de hipopresivos vi algún caso y hay que ponerle remedio!!! los hipopresivos lo mejor!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué suerte de matronas, la mía me dijo que fuese a un centro especializado que ella poca cosa me podía decir de eso. Sólo me dijo “tu suelo pélvico está intacto”; sí claro, trabajo de parto no tuve ninguno pero en la cesárea se cargaron toda la musculatura para sacar a la niña a toda prisa (que menos mal). Así que nada, a hacer hipopresivos se ha dicho!!! Y el verano que viene a lucir tripita, que para este ya voy un poco tarde jeje. Un abrazo!

      Me gusta

  6. Que post mas interesante!!!! A mi la verdad que me da mucha pereza, pero soy consciente de que tengo que ponerme en serio con los hipropesivos!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya somos dos jeje, tendremos que hacer un grupo de “motivación para los hipopresivos” jajaja. Nosotras podemos con ello 😉 Besitos

      Le gusta a 1 persona

  7. Una amiga mía la tiene! Le voy a pasar tu post! Muy interesante y genial explicado, como siempre!!

    Me gusta

  8. Madre mía! Con ese nombre da un poco de miedito. Suena a pelicula de terror. (Leer con voz de trailer) De los creadores de “La invasión de los ultracuepos”, próximamente en sus pantallas: “La diástasis de los rectos”.

    Le gusta a 1 persona

    1. Imagínate cuando te dices “tienes una diástasis abdominal bastante severa”… Suena horrible la verdad jaja. Aunque mejor decirle así que no “tienes la musculatura de tu barriga hecha un asco”, suena más en serio lo de “diástasis” jajaja. Un abrazo!

      Me gusta

  9. Pues conocía el término pero no tenía tanta información del tema. Aunque a mí no me ha pasado, son cosas que hay que saber. Algún familiar o amiga pueden padecerlo así que no está de más saber de todo. Un beso y gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por pasarte y comentar. Yo es algo que desconocía hasta que me dijeron que la padecía, ahora a aplicarme para solucionarlo y encontrarme mejor. Besitos!

      Le gusta a 1 persona

  10. Enhorabuena por el post y por recomendar ejercicio hipopresivo. Os invito a conocer Low Pressure FItness, el programa ideal de entrenamiento para la mujer en el post-parto que combina ejercicio hipopresivo con las técnicas de reeducación postural y respiratoria más avanzadas para proporcionar un entrenamiento de calidad y efectivo.

    Me gusta

  11. Hola!! Soy mamá de 2 hermosuras pero tengo una diastasis con hernia incluida…. Sabéis de algún fisio especializado en valencia? Gracias!

    Me gusta

  12. Yo he practicado abdominales hipopresivos y la verdad son geniales. Cuando fui a la primera clase no sabía qué esperar, pero los beneficios se notan incluso en las que no hemos sido madres. Reduce cintura y mejora la postura. Una amiga sí los hizo en el preparto y magnífico también. Nosotras hemos ido a Copal Wellness en Alicante, altamente recomendado. El instructor está certificado (muy importante) y además es osteópata, por lo que mezcla ambos conocimientos para evitar cualquier lesión.

    Me gusta

  13. maria jose · · Responder

    Hace diez años que padezco diastasis de los rectos con hernia umbilical incluida, siempre me han dado como única solución la operación quirurgica y siempre me ha dado miedo dar este paso, ya que ningún médico asegura que pueda quedar bien del todo..es más conozco casos en los que se han quedado peor….por otro lado, me han dado 100 sesiones de indiva, no obtuve ningún resultado aparente, también he probado con hipopresivos por mi cuenta aunque creo que no he hecho suficiente hincapié en ellos, ademas realicé un tratamiento de trabajo aeróbico sobre cinta rodante con un cinturon en la barriga que continuamente te obliga a meter la barriga por cambios de presión….Actualmente he optado por aceptar mi barriga colgandera y deforme a pesar de ser profesora de E. F….buena suerte chicas voy a retomar de nuevo las hipopresivas a ver que pasa, junto con trabajo de carrera continua suave después de éstas para fortalecer la zona y ya os contaré.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: