La llegada de Bruno – #DeParto con Rocío

Inauguramos la semana con el relato de un parto. En ésta ocasión se trata del parto de Rocío, la autora del blog Ma Petite Puce – El blog para mamás felices, que os recomiendo que visitéis y sigáis.

Rocío ha querido participar en la sección de “El parto, una experiencia para compartir” relatándonos el nacimiento de Bruno. Una experiencia sincera, preciosa, en la que se relata el miedo y los nervios que nos causan las situaciones desconocidas como es el parto de una madre primeriza.

La llegada de Bruno
maternidad.jpg_1572130063

Fue después de leer los partos que había publicados cuando me animé a contar la llegada de Bruno. Siempre me ha parecido algo muy íntimo, pero en mi caso me hubiera ayudado mucho conocer experiencias de mamás a las que todo le fue bien.

El parto es el momento más esperado durante todo el embarazo. Por fin podrás olerle, besarle, mirarle, tocarle. Pero también es una experiencia desconocida que genera muchos miedos y dudas. No se si realmente hace falta no ser primeriza para disfrutar plenamente de ese momento, pero por si ayudase de algo lo que contamos los demás, aquí os dejo mi historia, que salvo un par de detalles, guardo un recuerdo muy bueno, sin dolor ni graves problemas, donde todo el personal sanitario me trató con muchísimo respeto y cariño.

Mi embarazo transcurrió sin muchos problemas. Los primeros meses tuve algo de náuseas y bastante sueño, pero nada fuera de lo común. La barriga empezó a coger forma allá por Julio, por lo que el verano lo pasé muy cómoda. Lo único que recuerdo como negativo en esta etapa fueron los resultados del Triple Screening, que me dio más alto de lo normal, aunque con una doppler mi ginecóloga me tranquilizó, y las semanas 36 a 38 que tuve que permanecer en reposo por riesgo de parto prematuro.

¡Y fue dejar el reposo (a partir de la semana 38 ya no es prematuro) e irme al hospital corriendo!

Recuerdo ese momento con todo lujo de detalles. Estábamos ya listos para dormir, como muchas noches me hice la foto del progreso de mi barriga, mi pipí y a la cama. “Ups! – le dije a mi marido – creo que me he hecho pis por el camino” corrí al baño de nuevo y ahí empezó todo, había roto aguas. Mientras permanecía en el váter, él empezó a preparar su maleta, (previa llamada al hospital porque decía que no había que ir todavía… no se enteró bien en las clases de preparación), llamé a mi madre y envié mensajes a mis amigas más cercanas. ¡La fiesta había comenzado! Eran las 23.50 horas del 19 de noviembre.

Aún no había notado ningún dolor, ninguna contracción. Llegamos al hospital y me ingresaron. “Intenta dormir algo” me dijo el ginecólogo de urgencias “aún no has empezado a dilatar, así que creo que podrás descansar algo”.

Pero fue tumbarme en la cama y empezar a notar un poco de dolor. Me puse muy nerviosa, no sabía que vendría después. Con quienes había hablado del tema me habían contado historias de todo tipo, por lo que no sabía muy bien a qué atenerme.

“Llama a la enfermera, me duele mucho, me encuentro muy mal”. Mi marido salió corriendo. ERROR 1. La enfermera llegó, y me metió un Valium en vena para que me aliviase un poco. Esto después tendría sus consecuencias.

Me alivió, unos 5 minutos. “¡Me duele más!” Insistí a mi marido. A día de hoy reconozco que fue todo más cuestión de nervios que de dolor. Tras esto me bajaron a paritorio para controlar la dilatación y ponerme la epidural, eran aproximadamente las 3 de mañana ¿No puedes aguantar más? Me preguntó el médico. En ese momento respondí que no, tenía mucho frio, temblaba sin parar, pero no, aquello no me dolía tanto, solo tenía miedo y no quería sentir nada. Así que con apenas 2 cm de dilatación me la pusieron. ERROR 2. El proceso de dilatación paró, aquello se alargó algunas horas más y después tuvieron que ponerme oxitocina para reanimar el tema.

A las 09.30 llegó mi ginecóloga, teníamos la primera cita para monitores esa misma tarde. “¡Bruno tiene muchas ganas de salir!” le dije sonriendo, ya no me dolía nada, y con ella allí estaba mucho más tranquila. “Pues entonces, vamos a empezar”. Fueron 3 empujones, y pude ver la carita a mi bebé. Tuve mucha suerte y no tuvieron que darme ningún punto. “¡Qué alegría de parto, ojalá todos fueran así!” exclamó la matrona. Eran las 09.42 horas de la mañana del 20 de noviembre.

El error 1 trajo como consecuencia que le había hecho más efecto a él que a mí, y venía adormilado, por lo que tuvieron que hacerle algunas cositas antes de dármelo. Lo primero que miré, no os voy a engañar, fue su aspecto general. Los resultados del Triple Screening me habían acompañado durante todo el embarazo, y solo quería comprobar que estaba bien. “¿Está bien?, ¿está todo bien?” preguntaba mientras lo observaba. “Todo está bien”, al fin pude relajarme y disfrutar del momento. Ya estaba en mis brazos, por fin lo tenía conmigo.

Las 2 horas siguientes, sin embargo, fueron las peores. Me llevaron a la sala de despertar y pusieron a mi bebe en una cuna alejado de mí. Me dijeron que tenían que vacunarle y debía permanecer un rato en esa cuna, que tenía como una calefacción para darle calor. Esos momentos los viví con mucha angustia. No había preguntado cómo se hacían las cosas en ese hospital, fue culpa mía, pero me pareció realmente cruel esa separación a la fuerza minutos después de haber nacido. Me puse muy pesada y me lo dieron. Pero como recomendación, os diría que os informéis muy bien antes de decidir en qué hospital daréis a luz, si tenéis opción entre varios. En mi caso tenía seguro privado, por lo que elegí el Sagrado Corazón en Sevilla por su cercanía con el Virgen del Rocío. Actualmente parece que esta forma de proceder ha cambiado.

Mi conclusión después de mi experiencia, es que la hubiera disfrutado muchísimo más si no hubiese llevado todos esos miedos. Si alguien me hubiera dicho que las complicaciones existen, pero que no son lo normal. Si me hubieran avisado de lo rápido que se pasan esas horas.

Muchas gracias Rocío por compartir tu experiencia y ayudar a las futuras madres a tener menos miedos y a tener en cuenta factores tan importantes como el sitio dónde dar a luz.


¿Te gustaría contar cómo fue tu parto?

laptop-1149412_960_720El parto es una experiencia para compartir. Si quieres compartir tu experiencia de parto en el blog, te animo a que la escribas y me la mandes a blogsermadres@gmail.com

Periódicamente publicaré la experiencia de parto de una lectora para compartirla con las demás.

7 comentarios

  1. Reblogueó esto en y comentado:
    Empezamos la semana colaborando en uno de mis blogs preferidos: Ser madres, compartiendo con vosotros la llegada de Bruno 😉

    Le gusta a 2 personas

  2. Que historia más bonita! La sensación de ver al bebe y cogerle por primera vez es algo que no cambiaría por nada 😀

    Le gusta a 2 personas

    1. Ai si, qué razón tienes. Yo de recién nacida no la pude ver, pero el papi se encargó de hacerle muchas fotos para que la pudiese ver. Me la trajeron ya vestidita y bien tapada, es una espinita que tengo clavada. El haber oído su llanto pero haber tardado tanto en tenerla conmigo. Un abrazo y gracias por pasarte 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. Qué angustia esos momentos de separación! Yo también di a luz en una clínica privada pero en ningún momento nos separaron! Sería por lo del valium? Para tenerle observado? En cambio, oye, qué bien que fueran 3 empujoncillos sin puntos!!

    Le gusta a 2 personas

    1. Pues creo que no, también le hicieron lo mismo a otra mamá que

      Le gusta a 2 personas

      1. llegó, ahora dicen que han cambiado cómo lo hacen. ¡Espero que sea así! Si no para el próximo tendré que renunciar a mi ginecóloga…

        Le gusta a 1 persona

      2. ¡Pues entonces no lo entiendo! Será política del hospital… ¡Pero harían bien en cambiarla, leches
        !

        Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: