Traumatismos craneoencefálicos (o los chichones de toda la vida)

La semana pasada me estrené en esto de los chichones. Mi hija decidió que yo estaba demasiado tranquila y en un despiste de un microsegundo, decidió explorar lo que había en el suelo y se tiró desde nuestra cama. La cogí al vuelo, por lo que amortigüé el golpe, pero chichón al canto.

Has valorado golpes en la cabeza mil veces, pensaba. Mantén la calma, me repetía. Y un cojón cuerno! Como cambia la historia cuando te ocurre a ti, como madre, con tu hija que llora desconsoladamente (más por el susto que por el golpe).

chinchonCuando su espasmo del llanto pasó (de esto ya os hablaré en un post, porque es un tema que creo que preocupa a muchos padres y del que vale la pena hablar), la observé detenidamente.

Sólo tenía un golpe, un chichón en toda regla, en la frente. Exploré su cabecita en búsqueda de más golpes pero no había ninguno más. Ella volvía a sonreír, al palparle no se quejaba y ya se le había pasado el susto. Así pues, apliqué hielo al golpe (como pude, no es fácil hacerlo con un bebé que de lo único que tiene ganas es de moverse y tocarlo todo) y al rato le puse la barrita mágica de la que todas las madres me habían hablado. La observé durante las siguientes 48h y viendo que su comportamiento era normal, no se quejaba y estaba feliz; guardamos ésta experiencia en el cajón de “Sustos para mamá“.

Así que hoy he decidido sacar mi vena de enfermera de urgencias y os dejo unos consejos a tener en cuenta cuando nuestros pequeños se den un golpe en la cabeza.


Los traumatismos craneoencefálicos en bebés y niños

Los golpes en la cabeza son frecuentes en los bebés y niños. Son golpes en los que debemos prestar una atención especial, sin alarmarnos ni asustarnos. En el caso de los bebés, valorar los signos de alerta es más complicado ya que no pueden explicarse y deberemos observar su comportamiento y consultar al pediatra siempre que tengamos dudas.

Cuidados al bebé y niño con traumatismo craneoencefálico

  • Si el golpe ha sido fuerte, es necesaria la valoración por un pediatra. Si el niño no presenta ningún signo de alerta, será dado de alta y será necesario evaluar su estado cada 2-3h. En caso de que esté durmiendo, deberemos despertarle para valorar si hay algún signo de alarma.teddy-562960_960_720
  • Deberemos observarle con especial atención durante las siguientes 24-48h.  Si se detectan alguno de los signos de alerta que encontraréis a continuación, deberemos acudir a un servicio de urgencias.
  • Si hay una herida superficial, es importante limpiarla y desinfectarla. En caso de heridas más profundas o sangrantes, es importante presionar con una gasa para detener la hemorragia y dirigirse a un servicio de urgencias.
  • Si no hay herida pero hay hematoma (un chichón), se debe aplicar frío local (hielo envuelto con un paño, por ejemplo).

Cuándo acudir a Urgencias

  • Si el niño ha sufrido un golpe fuerte en la cabeza
  • ­En caso de somnolencia excesiva o dificultad para despertarle. (Si es hora de dormir, no es necesario mantener al niño despierto, sino que basta con comprobar si se despierta con facilidad)
  • Si el niño presenta vómitos repetitivos, incoercibles o con gran fuerza.
  • ­Si el niño presenta confusión o desorientación.
  • ­Si el bebé o niño presentan un llanto doctor-563428_960_720persistente e irritabilidad.
  • ­Si el niño refiere dolor de cabeza mantenido o de gran intensidad.
  • ­Si con la caída el bebé o el niño han sufrido una pérdida de conocimiento, o si lo pierden después del golpe.
  • ­Si presenta convulsiones
  • Si el niño refiere o le observas debilidad o adormecimiento de cualquier miembro.
  • ­Si el niño refiere alteraciones visuales o se observa asimetría en el tamaño de las pupilas.
  • ­Si hay sangrado por la nariz o los oídos.
  • Si hay heridas que requieren la valoración y tratamiento por parte de un profesional sanitario (heridas con cuerpos extraños, heridas que requieren sutura…).

Estas son las principales recomendaciones por parte de la AEPED que deberemos tener en cuenta después de que nuestro hijo sufra un golpe en la cabeza. Lógicamente, ANTE CUALQUIER DUDA, siempre se debe consultar al pediatra (ya sea de referencia o en caso de ser un caso de urgencia, a un servicio de Urgencias Hospitalarias).

 


Y vosotros, ¿os habéis llevado muchos sustos por los chichones de vuestros peques? 

9 comentarios

  1. Yo en el colé he visto miles de golpes y chico es enormes y he mantenido la calma. Cuando es mi caso…… Es otro cantar. Genial post.

    Me gusta

  2. Yo aún no me he estrenado en chichonerismo. ..pero llegará tarde o temprano!! Qué barrita es esa para los sustos de mamá?? No la conozco. ..

    Le gusta a 1 persona

    1. El miércoles o jueves haré un post sobre ellas 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. Que mala pata, pero me alegro que sólo fuese un susto! Gracias por los consejos!

    Me gusta

  4. Yo tengo larga experiencia en moratones, chichones, raspones y todo tipo de heridas, incluyendo un codo dislocado y tres puntos en la frente… Podría decir que con el tiempo te acostumbras y te asustas menos, pero no. El soponcio te lo dan igual tengan la edad que tengan. Y sí, la barrita de árnica es fantástica. Si la herida no sangra la aplicas y el chichón se va como por arte de magia. Yo tengo la de argidol pero hay marcas blancas más baratas por ahí!

    Me gusta

  5. ¡Justo nos pasó lo mismo hace un par de semanas! El peque no se hizo nada, pero para quedarnos tranquilos fuimos a urgencias y nos explicaron todo lo que comentas aquí, punto por punto!

    Me gusta

  6. Ay las caídas! Peloncete se tiró también del cambiador en una milésima de segundo y no me dio lugar a cogerlo… El susto fue tremendo, por suerte no pasó nada más que un chichón también. Algún día tenía que pasar, pero qué mal trago eh?

    Me gusta

  7. Me parece súper interesante, cuando mi nene tenía cosa de 4 meses le dimos un golpe con una silla al pasárnoslo de uno a otro, creo que nos asustamos más nosotros que él. Él lloró unos minutos y luego ya como si nada, por eso ni siquiera lo llevamos al médico. Si no te importa te reblogeo en la sección que inaguraré mañana “El post de las semana”

    Me gusta

  8. […] Origen: Traumatismos craneoencefálicos (o los chichones de toda la vida) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: