Un parto, dos experiencias – #DeParto con PapaBichoRaro

El parto es una experiencia única e inolvidable. Por suerte ya ha quedado atrás esa época en la que el padre quedaba a parte, esperando en un rincón o fuera de la sala, hasta que finalizase ese proceso.

Ahora el padre es parte activa del proceso y no sólo un simple espectador en uno de los momentos más importantes de su vida. Porque el parto también es suyo.

Es por eso que cuando recibí el correo de PapaBichoRaro proponiéndome hacer una publicación paralela de su experiencia de parto y la de su mujer, me fascinó la idea.

papabichoraro_fondoblanco_200
PapaBichoRaro, conocido fuera del mundo 2.0 como Iván, es el autor de un blog donde comparte su aventura en el mundo de la m-p-aternidad (como muy bien dice él siempre).
Forma parte de la red de #papásblogueros que defienden y dan voz a la crianza y educación en igualdad.
Os invito a que visitéis su blog https://papabichoraro.wordpress.com y podréis descubrir su aventura de criar a su peque, que está a punto de cumplir los dos años. Además, os recomiendo su sección ¿A qué jugamos? , un apartado del blog dónde podréis descubrir, entre otras cosas, juguetes fabricados por él mismo.

Hoy os traigo el relato de su mujer y cómo vivió su parto. Un parto intenso, corto, a ratos angustioso, pero con un final feliz.
Podéis leer la experiencia de PapaBichoRaro y cómo se sintió y vivió esos instantes en https://papabichoraro.wordpress.com/2016/04/19/el-comienzo-de-una-aventura-departo


Cómo viví mi parto…

Sin título
El día más importante de mi vida fue hace casi 2 años. Después de un par de horas levantada empecé a notar molestias en la tripa y, aunque todavía quedaban casi 3 semanas para que “Peque” saliera de su escondite, preferí irme al hospital y quitarme de dudas… así que me duché y allá que fui.

No tardaron en atenderme, pero lo que estaba muy claro era que todavía me quedaba mucho por dilatar, así que tan tranquilos me mandaban a casa, pero yo no me conformé con esa respuesta, pensé “De aquí no me muevo”. Me empezaron a entrar miedos y a aparecer viejos temores, así que pedí que hablaran con el médico que me había llevado el embarazo (que sabía perfectamente nuestra historia anterior) y dio su “visto bueno” para que me quedase ingresada. Y así fue…

A media mañana (más o menos) ingresé en dilatación y me pusieron la famosa oxitocina (que parece que acelera un poco la dilatación). Papi y yo estábamos cogidos de la mano con nuestros temores e ilusiones luchando a partes iguales, cuando de repente empezamos a escuchar los latidos del bebé demasiado lentos, no sabíamos lo que pasaba, y de repente aparecieron por la puerta muchos pijamas blancos que no nos decían nada… Cuando todo se tranquilizó y nuestro peque volvió a estar como antes, nos explicaron que la bradicardia que había sufrido nuestro peque era uno de los efectos que podía producir la oxitocina, por lo que me la retiraron durante un rato para volvérmela a poner al cabo de otro rato.

A todo esto, ya estaba haciendo efecto en la mitad de mi cuerpo la famosa epidural, que no dudé en pedir nada más llegar a la habitación. Las que habéis pasado por ello, sabréis lo que quiero decir cuando sientes que te mueres “literalmente” de dolor y papi no puede hacer otra cosa que cogerte de la mano e intentar tranquilizarte.

Como toda abuela, las dos de nuestro “Peque” esperaban fuera noticias que no llegaban, ya que no había mucho que decir. Papi salió para decirlas que todo seguía adelante cuando de repente volvieron las tan temidas bradicardias del peque, inundando mi cabeza de miedo y temor porque le pasara algo. No sé qué pasó después porque creo que ahí tengo alguna pequeña laguna, solo recuerdo que uno de los pijamas blancos (el matrón. Sí si, también hay matronas hombres) me echó un vistazo y empezaron a llamar a papi porque el bebé ya tenía prisa por salir.

“En tres apretones le tienes aquí”, esas fueron las palabras que más tarde se cumplieron. No recuerdo dolor, no recuerdo nervios… solo recuerdo el llanto de mi niño y sus maravillosos ojos cuando me le pusieron encima y dejó de llorar, eran las 20h de la tarde de un precioso 28 de Abril de 2014… Y entonces supe lo que era el amor de madre y lo que iba a llegar a querer a ese bebé chiquitín que se convirtió en nuestro aire, nuestro cielo, nuestro mundo… Porque allí a mi lado estaba “Papi”, con las lágrimas aflorándole en los ojos, diciendo “Ya tenemos a nuestro nene”. Y a partir de ahí nuestra vida cambió como solo un hijo puede cambiarla…


Muchas gracias familia por compartir vuestra experiencia. Qué gran frase ésta última “A partir de ahí nuestra vida cambió como sólo un hijo puede cambiarla”. La blogosfera “esconde” personas e historias tan interesantes como la vuestra.


laptop-1149412_960_720
¿Quieres contar cómo fue tu parto?
El parto es una experiencia para compartir. Si queréis compartir vuestra experiencia de parto en mi blog, os animo a que la escribáis y la mandéis a la dirección blogsermadres@gmail.com

Periódicamente publicaré la experiencia de parto de una lectora para compartirla con las demás.

 

6 comentarios

  1. Qué bonita frase sí!! me ha encantado el post. Nosotros también tuvimos que sufrir lo del ritmo cardíaco lento de mi nene…qué mal lo pasamos. A punto estuvieron de hacer una cesárea por eso. Después de los sustos los finales felices son doblemente felices. Un besazo!!

    Le gusta a 2 personas

    1. Qué razón tienes 🙂 A mi me encanta leer los partos y como las mamás relatan su experiencia. Gracias por pasarte y comentar guapa! Un abrazo

      Le gusta a 2 personas

  2. Pues si lees mi parto…un desastre, que no me cabía en un solo post, y tuve que ponerlo en dos…pero oye, si te apetece compartirlo en tu nueva seccion, me parece perfecto!

    Le gusta a 2 personas

    1. Jajaja la idea sería compartir el parto como una experiencia positiva 🙂 Mi parto fue fugaz, de hecho ni tan siquiera me puse de parto. Fue una experiencia tan traumática como intensa, que por suerte salió bien. A mi me contaron tantas experiencias negativas durante el embarazo que me propuse no contar nunca la mía como algo negativo o que pueda asustar a las futuras mamás. Es por eso que me inspiré en hacer esta sección 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. Que bonito relato! Oye y no conocia el blog del papi, ya mismo lo sigo!

    Le gusta a 2 personas

  4. 🙂 Si! Te recomiendo que le sigas, es un gran blog!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: