El parto: Una experiencia para compartir – #DeParto

Cuando estaba embarazada tuve la suerte de encontrarme con dos matronas excepcionales. Una de ellas siempre nos repetía la misma frase: “Debéis rodearos de buenas experiencias y alejaros de las malas”. 
Bien es cierto que cuando estás embarazada a veces hay gente que te cuenta experiencias de parto que valdría más que no te contasen.

Estando ya con mi barrigón, parecía que algunas mujeres disfrutaban explicando sus malas experiencias en las salas de parto. Por norma general, después añadían todas esas frases que tanto nos ayudan a las embarazadas: “disfruta ahora que se te termina la buena vida”, “no sabes dónde te has metido”, “ya puedes despedirte de dormir del tirón” y ese largo etcétera.
Pero yo me quedé con esas palabras que la matrona nos decía en sus clases: “cuando se os acerque alguien a contaros su parto, el de su mujer o el de la vecina, preguntad antes si fue una experiencia positiva. Si la respuesta es que no, no vale la pena que os la cuenten”.

Cuando las decía yo pensaba: Compartiré mi experiencia siempre como algo positivo.
Toda madre esperamos con ilusión y deseamos que llegue el día de ver y conocer a los pequeños que han crecido en nuestro interior, pero creo que a todas en cierta manera nos da miedo sobretodo no saber a qué nos enfrentamos y a cómo lo haremos: el dolor, el no saber estar a la altura, el miedo a que algo no salga bien…

A esos miedos no es necesario añadirles además experiencias negativas, porque no nos aportan nada.


Hace ya más de medio año de mi parto. El tiempo se escapa demasiado deprisa.

Soy consciente que durante estos meses, y aún en la actualidad, he vivido mi propio duelo por no haber vivido “mi parto idealizado“. Gran error, si queréis un consejo nunca idealicéis vuestro parto.

Cuando recuerdo el nacimiento de mi hija me surgen sentimientos tan opuestos que pueden resultar difíciles de entender: miedo, tristeza, rabia, angustia, incertidumbre, emoción, alegría, esperanza…

No sólo deben sanar y cicatrizar las heridas externas, sino que también debemos cuidar y mimar esas cicatrices emocionales que nos quedan después de una experiencia tan intensa como es el nacimiento de un hijo, en el caso de que no haya salido como esperábamos.
Es duro tener que decir que no deseo a nadie la experiencia de parto que yo viví.

Sin embargo, decidí darle la vuelta. Decidí colorear mis cicatrices con las sonrisas de mi hija. No hay mejor terapia que saber que todo salió bien y que mi parto también puede ser contado como una experiencia positiva.
Os animo a todas las que ya sois madres a que compartáis vuestras experiencias de parto como algo positivo, sobretodo con embarazadas que no saben a qué se enfrentan realmente.

Creo que toda embarazada sabe que el parto puede ser una experiencia dolorosa, pero vale la pena recordarles que esa experiencia es mágica, única y que las mujeres estamos preparadas para vivirla.

Para no alargar mucho más este escrito, lo dejo aquí por hoy. En mi próximo post compartiré el relato de mi parto.

Aquí os espero.
——-


¿Quieres contar cómo fue tu parto?

Si queréis compartir vuestra experiencia de parto en mi blog, os animo a que la escribáis y la mandéis a la dirección blogsermadres@gmail.com

Cada semana publicaré la experiencia de parto de una lectora para compartirla con las demás.

14 comentarios

  1. Un bonita iniciativa. Espero que se apunten muchas con experiencias positivas. Besitos

    Le gusta a 1 persona

  2. Me gustará leerlas, mis dos partos han sido malísimos, el primero 36 horas y el segundo desprendimiento de placenta 😦

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué mal me sabe que haya experiencias de parto así : Mi único parto fue también un desprendimiento de placenta. Creo que a partir de ese instante hice un click en mi mente. Mi marido lo pasó tan mal que no quiere ni oír a hablar de un nuevo embarazo. Un abrazo guapa.

      Me gusta

      1. madre3x2 · ·

        Vaya, lo siento. En este caso, lo que importa de verdad es el resultado 😉

        Me gusta

  3. Mi parto no fue bueno, tuve 23 horas en labor, con vómitos, nauseas, pero al final ver los labios rojos de mi gorda ha sido lo más bella del mundo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Me encanta la idea!!! Me apunto!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Tengo pendiente publicar tu parto 🙂 en breve lo haré guapa! Mil gracias

      Le gusta a 1 persona

  5. ¡Jajaja! La gente disfruta mucho amargando a los demás. Si a mí alguien me dice que no voy a dormir del tirón les voy a contar que desde el primer día de embarazo me levanto como 5 veces a mear, así que estoy entrenada.

    Con respecto a las experiencias de parto, pues las de mi alrededor, al menos las más recientes, son todas de cesáreas, la mayoría programadas porque parieron en un hospital privado. Pero después está mi cuñada, que tras más de 24 horas sufriendo decidieron que lo mejor era hacerle una cesárea. O la de una prima de mi marido que quiso parir en el agua (en nuestro hospital público existe la opción) pero no pudo, tampoco pudo parir de forma natural porque el peque se encajó de lado y al final le hicieron también cesárea. Por eso mismo no me he hecho ninguna idea. En realidad, prefiero no pensar cómo será, no quiero crearme falsas ideas y que después se derrumbe todo.

    Un besazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que es una lástima que la gente se dedique a amargar la existencia.
      Ojalá tengas un parto rápido y que todo vaya bien 🙂 al final lo importante es eso. Un abrazo guapa

      Le gusta a 1 persona

      1. Sí, eso, que sea rápido, porque pienso en mi cuñada y se me pone la piel de gallina, pobrecita mía. Los gritos de dolor se oían desde la sala de espera del paritorio: 24 horas sufriendo. Eso sí, ahora tenemos a un bicho que nos tiene a todos enamorados… 😉

        Me gusta

  6. […] Veronica ha querido compartir su experiencia de parto con Ser Madres y la iniciativa de Una Experiencia Para Compartir. […]

    Me gusta

  7. […] mamá y autora del blog La Resaca del Bebé , ha querido unirse a la iniciativa El Parto una experiencia para compartir con el precioso relato del nacimiento de su hija Aitana. Un parto precioso, a pesar de que al final […]

    Me gusta

  8. […] muy interesante en el blog “Ser madres”, en él, su autora nos proponía compartir nuestras experiencias en el parto y yo no me lo pensé dos veces. Primero porque el parto de mi hija ha sido una de las experiencias […]

    Me gusta

  9. […] ha querido participar en la sección de “El parto, una experiencia para compartir” relatándonos el nacimiento de Bruno. Una experiencia sincera, preciosa, en la que se relata el […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: