Cicatriz de vida – #YoMisma

El silencio de casa me arrulla. Llega ese momento que busco durante varios días, ese momento para mi misma. Siguen habiendo montones de ropa para lavar y platos que fregar. Hay ropa tendida de hace más de tres días que se tiene que recoger, pero siempre habrá un momento para eso.

Me he acostumbrado a esa melodía de gorgoteos y balbuceos, de grititos y de llantos que me rodea cada día. El silencio me invita a disfrutar de estos instantes 


Abro la luz del baño y me paro delante del espejo. 

Varias veces al día me veo en él, pero pocas tengo tiempo de observarme.

 

Una sonrisa se dibuja en mis labios. 

Sonrío al ver mis pelos. Yo, que siempre llevaba el pelo liso y suelto, llevo un moño desmontado. Quedan restos de maquillaje en mi cara de esos intentos de disimular mis ojeras.

Sonrío al ver mis cejas. Ya no están tan bien perfiladas, con algún pelo que no toca y un poco desgreñadas. Me las peino un poco con los dedos para mejorar su aspecto. 

Sonrío al ver mi abdomen. A pesar de haber pasado ya más de medio año, sigue algo abultado. La piel está flácida y aunque me puse cremas y aceites en abundancia, algunas estrías decidieron aparecer y quedarse ahí en forma de recuerdos.

Sonrío al ver la línea alba. Ya se difumina mucho pero sigue intuyéndose perfectamente. La acaricio recordando esas tardes tumbada en el sofá contemplando como mi niña bailaba dentro de mi barriga y yo le decía que esa línea era el camino que debía seguir para salir de mi interior y conocernos.


Y es al final de esa línea desdibujada donde ésta ella. La miro, fijamente. Mil sensaciones me recorren cada vez que la contemplo. La acaricio con sumo cuidado. La piel sigue adormecida y sensible. 

Ahí está ella, esa herida mal cicatrizada, algo abultada y un poco enrojecida. Esa herida horizontal que traspasó barreras para dejarla salir a ella. Esa herida, esa cicatriz. Mi cicatriz de vida.

La acaricio y la sigo contemplando. 

Recuerdo el olor a desinfectante del quirófano y el reloj en la pared, las luces blancas y las enfermeras preparando el material con prisa. Recuerdo el miedo y la angustia que me acompañaron en todo momento. Recuerdo una mano con guante de vinilo acariciarme el pelo y decirme que todo saldría bien. Recuerdo mi cuerpo dormirse, las máquinas pitar, los sueros bajar y mis manos sudar. Recuerdo el oxígeno frío filtrarse por mi nariz.

Y lo recuerdo sí. Recuerdo el primer llanto de mi hija amarrándose a la vida y mis lágrimas de felicidad al saber que ella estaba bien. 

Y todo gracias a esa cicatriz. Mi cicatriz de vida.


Oigo a la niña quejarse en su cuna. Se ha despertado de su siesta. Se ha acabado el silencio.

Me miro una vez más y sonrío.
Sonrío porque a pesar de todo, me veo más feliz y bella que nunca.

 

Dedicado a todas esas mujeres que tienen tatuada en su piel su cicatriz de vida.




23 comentarios

  1. Yo ya ni la veo. De la última hace tres meses pero como está encima de la anterior, parece que siempre estuvo ahí. No creo que sea una cosa fea, la verdad y es imposible que nadie la vea ni con bikini. Con otro bebé me harían cesárea seguro, pero me atrevería. Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo siempre digo que es una marca de guerra.. Y que no tenemos porque esconderla 🙂 Mi cicatriz es bastante grande y tardará en disimularse, pero nos iba la vida en ello. Gracias por comentar guapa.

      Me gusta

  2. Precioso post, claro que no hay que esconderla, no la tengo porque fue parto natural, aunque con una episotomia de 7 puntazos, pero pienso que no hay que esconderla porque es de valientes y por nuestro pequeñin. Un besito.

    Le gusta a 1 persona

    1. 7 puntazos.. Me imagino qué recuperación tendrías!! Todas las mamis somos unas valientes, sin duda 🙂 Muchas gracias por pasarte

      Le gusta a 1 persona

  3. Es una marca de vida, porque hay nació tu bebé, y siempre te recordará a ella, como me suena eso de no arreglarte, ni tener tiempo para ti, pero ves a tu peque y se te olvida todo.
    Yo no tuve cesárea, pero si un gran desgarro en mis partes, en fin…
    Me ha emocionado, besos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu comentario. Algún día contaré mi parto por aquí.. Pero sin duda no podrías haberlo definido mejor “una marca de vida”. Las mamás que han tenido partos vaginales son valientes luchadoras también, todas lo somos. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Qué precisa descripción y qué identificada me he sentido en muchas cosas… Aunque mi parto fue vaginal, tampoco soy la misma y al mirarme al espejo también me veo como tú (y sigo teniendo la línea alba después de 6 meses). Un besazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es curioso la de tiempo que perdura la línea alba, no me lo pensaba. Muchas gracias por pasarte y por comentar. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Sí a mí también me ha sorprendido! Gracias a ti por escribir cosas tan bonitas, besos!

        Me gusta

  5. Wow que bonitas palabras a pesar de que sean dedicadas a una cicatriz que nadie quiere. Precioso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cierto, me costó aceptar que mi parto, después de tanto prepararlo y “soñarlo” terminase así. Un día me animaré a compartir mi historia. Ahora ya la veo como una cicatriz que nos une a mi hija y a mi, la puerta a la vida de las dos. Un besazo, muchas gracias por pasarte.

      Me gusta

  6. Qué bello post!! No tengo esa cicatriz pero me vivo el resto. Las greñas, los restos de maquillaje, las ojeras y la gran felicidad de ser mamá!!! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tus palabras y por pasarte por aquí. Un abrazo para ti también 🙂

      Le gusta a 1 persona

  7. Me han encantado tus palabras. Siempre he dicho que esta cicatriz es mi mejor tatuaje. Un beso enorme

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Qué otro tatuaje es tan único y tiene tanta historia? Sin duda, una cicatriz con mucho significado. Un saludo, muchas gracias por comentar 🙂

      Le gusta a 1 persona

  8. Precioso!!! Nada más bonito y puro que la entrega de las madres al parir. Esa donación de nuestro cuerpo, nuestra salud, nuestra seguridad, nuestro bienestar, nuestra integridad…Todo por ese bebé al que aún ni conocemos pero al que amamos más que a nuestra propia vida. Enhorabuena! Sin duda esa cicatriz es hermosa por lo que significa y desde luego, vale la pena! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu comentario. Preciosas palabras las tuyas. Sin duda, la entrega de una madre es total des del primer instante. Muchas gracias por pasarte y por tu comentario. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  9. Ay leches, qué lloro y todo! Qué súper post! Pienso compartirlo y enviárselo a todo el mundo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tus palabras.. Siempre he dicho que debemos sacar la parte bonita de todo lo que nos ocurre en esta vida. La semana que viene a ver si me animo a compartir la experiencia de mi parto en el blog. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  10. […] necesitó reanimación. Yo me sigo recuperando de las secuelas de esa cesárea, pero sin duda es mi cicatriz de vida, la que me recuerda que gracias a ella, mi vida está junto a mi. […]

    Me gusta

  11. Que texto más bonito, se me ha saltado una lágrima de lo identificada que me he sentido.
    Yo también “soñé” con otro tipo de parto y quedé traumatizada que dias después lloraba de recordarlo.
    Pero ya lo veo con otra perspetiva y por mi niña merece todo la pena. Mi cicatriz ahora la miro con cariño porque es alli donde empezó nuestra vida juntas

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues si Lidiw, esas cicatrices no deben recordarnos cosas malas.. Sino el inicio de la etapa más bonita de nuestra vida 🙂 Muchas gracias por tus palabras. Un saludo!

      Me gusta

  12. Me has puesto los pelos de punta. Me he quedado muda. No he pasado por esa experiencia, pero siempre que me han hablado de ella lo han hecho de una forma tan negativa, tan.. dramática y fea… que leerlo de esta forma me ha sobrecogido. Estoy segura que tu cicatriz de vida es realmente preciosa. Un besazo y gracias por mostrarnoslo con tanta delicadeza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: