Ser madres

Recuerdo cuando estaba embarazada que todo el mundo me decía “aprovecha ahora para dormir, para estar con tu pareja, para sentarte en el sofá a ver una película, para disfrutar de tu tiempo libre, para cocinar tranquila…”
Lo más curioso es que me lo decían mujeres y hombres que tenían dos y tres hijos. Y yo siempre pensaba “¿porque habrán tenido más de un hijo si tan terrible les parece la experiencia de la paternidad?”

Precisamente son esas mismas personas las que una vez eres madre se dedican a darte consejos sin parar… “por dejarle llorar un poco no pasa nada”, “no la metas en la cama porque no la podréis sacar nunca de allí”, “dale pecho que es lo mejor”, “dale biberón que la teta se convierte en un vicio”…
Te llueven opiniones y consejos por todas partes, tanto de gente que tiene hijos como de gente que no los tiene. Resulta que te has convertido en una aprendiz de la maternidad, y todo el mundo sabe mucho más que tú. 

Cogen a tu hija por primera vez, la niña llora, y resulta que ya tienen más claro qué le pasa a pesar de que tú te pasas las 24 horas del día con ella.

“Tiene hambre, tienes sueño, le duele la barriga porque tiene gases, son los dientes…”

Sí, querida madre, puede llegar un punto en el que te plantees si es que tú no sabes hacer de madre. Todo el mundo te dirá cómo tienes que hacerlo, cómo tienes que cogerle, cómo tienes que dormirle, cómo tienes que vestirle, cómo tienes que alimentarle y cómo tienes que educarle.
Pues créeme, nadie mejor que tú conoce a tu hijo. Nadie mejor que tú sabrá qué necesita tu hijo. Nadie tomará mejores decisiones para tu hijo, porque nadie le quiere como tu lo haces.

  
Ser madre te convertirá en una versión mejorada de ti misma. Confía en tu instinto, adáptate a las necesidades de tu bebé y sobre todo disfruta de la maternidad.
Es cierto que pasarás noches en vela, que hay momentos desesperantes en los que ya no sabes qué hacer para aliviar a tu bebé. 

Es cierto que ya no dormirás tranquila el resto de tu vida y también que te despertarás por las noches aunque sólo sea para comprobar que sigue respirando.

Es cierto que ya no tendrás tanto tiempo para mirarte al espejo, para maquillarte durante media hora, para darte un baño tranquilamente…
Pero a pesar de todo esto, ser madre será lo más grande que habrás hecho en tu vida. Y si nunca te encuentras con una mujer embarazada una madre primeriza, anímala, abrázala y recuérdale que nadie lo puede hacer mejor que ella.
Este blog lo dedico a todas las madres. A las primerizas y a las más expertas, a las que crían con apego y a las que son más despegadas, a las que dan pecho y a las que dan biberón, a las que colechan y a las que los duermen en su cuna, a las que portean y a las que no…

Porque decidan lo que decidan,cada una de ellas son las mejores madres para sus hijos.
¡Bienvenida a mi blog!

3 comentarios

  1. Bienvenida al mundo blogger!!!! Suscribo todo lo que dices, lo hagamos como lo hagamos seremos las mejores madres para nuestros hijos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cecilia Alba · · Responder

    Gracias por tan lindo mensaje pista iniciar tu blog… Soy primeriza y es gratificante leer esto! Bravoooooooo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Bienvenida!!! Que razon tienes cuando dices que nadie mejor que nosotras sabe lo que le pasa a nuestros hijos y nadie mejor que nosotras para criarlos. Mucha suerte en este mundo del blog. Un beso

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: